PILARES

  • Honestidad.    Actuamos con total honestidad y ética, y llevamos estos valores a cada uno de nuestros estudiantes y a su familia, así como a los donadores y colaboradores. Todos los demás pilares de integridad tienen su base en la honestidad.

 

  • Confianza    en otras personas y en la comunidad facilita las relaciones. La confianza se establece en un sistema donde todos los miembros de La Cima dan lo mejor de sí mismos, donde las estructuras y las políticas son justas y todos son tratados de manera justa. Nuestra Institución se cimienta en la confianza en cada ser humano para dar lo mejor de nosotros mismos en nuestras acciones, tiempo, dones y virtudes. Nuestra Institución da una oportunidad de educación a aquellos que lo necesitan. Tenemos la confianza de que ellos, a su vez contribuyan positivamente al desarrollo de sus comunidades.

 

  • Respeto. Respetamos a cada ser humano y su derecho a vivir una vida digna y plena, y vemos el gran potencial que existe en cada persona para contribuir positivamente a su comunidad.
     
  • Responsabilidad.  Todos estamos comprometidos a actuar con responsabilidad, y esto alienta a otros a actuar con responsabilidad también. La responsabilidad comienza con los individuos e influye positivamente en toda la comunidad. Nuestra Institución tiene un compromiso y responsabilidad con cada estudiante, y cada estudiante es responsable de su propio crecimiento y con su éxito. Juntos, estamos comprometidos con generar un impacto positivo en el mundo con nuestras acciones.

 

  • Excelencia:  Tratamos de alcanzar la excelencia en todo lo que hacemos. Llevamos este valor a cada uno de nuestros estudiantes y sus familias, así como a los donadores y colaboradores.

 

  • Dignidad.  Es el estado de merecer honor, tener autoestima y orgullo en uno mismo. Estamos convencidos de que la educación integral de los adolescentes tiene el poder de promover dignidad, transformar para bien su propia vida, y la de las comunidades en que viven.
  •